.

.






Crean un vendaje quirúrgico que ayuda a eliminar el melanoma y a regenerar las células sanas


Redacción Digital/consalud.es


Esta última tecnología tiene como objetivo colocar el agente fototérmico, en este caso óxido de grafeno reducido, directamente en el sitio de la resección




Científicos de la Universidad de Nottingham en el Reino Unido han creado un apósito quirúrgico diseñado específicamente para facilitar y mejorar la terapia fototérmica después de la resección del melanoma. El vendaje permite la terapia fototérmica de infrarrojo cercano que dura solo 15 segundos cada 48 horas. El concepto consiste en matar cualquier célula de melanoma que quede, al mismo tiempo que estimula la regeneración de células sanas dentro del sitio de la resección.

El vendaje contiene óxido de grafeno (un agente fototérmico que convierte la energía de la luz en calor, matando las células cancerosas), elastina y etanol. La combinación del óxido de grafeno con la elastina reduce su citotoxicidad, lo que significa que no representa una amenaza para las células sanas, pero aun así permite que la terapia fototérmica elimine las células residuales del melanoma. El etanol actúa para ayudar a reducir químicamente el óxido de grafeno, haciendo que la terapia fototérmica sea más eficiente, y también forma un componente antiséptico dentro del apósito.

El melanoma es un cáncer muy agresivo y, una vez detectado, la resección quirúrgica es la opción más común. Sin embargo, los cirujanos suelen pecar de precavidos y extirpar una gran parte del tejido para asegurarse de haber extirpado todo el cáncer y ayudar a prevenir la recurrencia. Otra opción es utilizar la terapia fototérmica, en la que el sitio de la resección se expone a la luz y un agente fototérmico convierte la energía de la luz en calor, lo que ayuda a eliminar las células residuales. Si se realiza de manera efectiva, este enfoque podría potencialmente permitir a los cirujanos ser más conservadores en su resección.

Esta última tecnología tiene como objetivo colocar el agente fototérmico, en este caso óxido de grafeno reducido, directamente en el sitio de la resección

“Dada la naturaleza agresiva del melanoma, las resecciones quirúrgicas para extirparlo deben ser significativamente más grandes que el tamaño de los tumores para minimizar la presencia de células residuales”, dijo Yuanhao Wu, investigador involucrado en el estudio. “Esto crea una nueva herida y retrasa la cicatrización. Más allá de la prevención de la recurrencia del tumor y la promoción de la cicatrización de los tejidos, nuestros apósitos también podrían conducir a resecciones quirúrgicas más pequeñas y tratamientos posoperatorios prácticos que no son invasivos y se pueden administrar en el hogar”.

Puede ser difícil administrar agentes fototérmicos a los tumores a través del torrente sanguíneo, ya que pueden tener un suministro de sangre errático y una vasculatura tortuosa, y algunos agentes fototérmicos pueden tener efectos negativos en las células sanas. Esta última tecnología tiene como objetivo colocar el agente fototérmico, en este caso óxido de grafeno reducido, directamente en el sitio de la resección. Los pacientes incluso podrían administrar la terapia de luz por sí mismos en casa.

“Sabemos que los materiales de proteína de óxido de grafeno (GO) ofrecen un enorme potencial para dispositivos biomédicos, pero la necesidad de procesos duros para hacer que el óxido de grafeno sea conductor a altas temperaturas ha limitado su uso”, dijo Álvaro Mata, otro investigador involucrado en el estudio. “Nuestro nuevo método ofrece una solución a esto, permitiendo la fabricación de materiales a base de proteínas con propiedades bioactivas y conductividad fototérmica eficiente. Estos materiales podrían usarse como apósitos para el tratamiento posquirúrgico y la curación del cáncer de piel, operando dentro de una ventana de temperatura estrecha donde las células «malas» mueren y las células «buenas» no».



MÁS NOTICIAS

Comentarios:



 
Chatiapues messenger