.

.






Descubren criatura marina que parece un gusano con orejas de sabueso


Redacción Digital/eldiariomx.com


Las profundidades del océano aún son un enigma para nosotros, pese al reconocimiento de un número importante de distintas especies de flora y fauna marina, tanto actual como extinta, realmente conocemos muy poco.




Los océanos constituyen el hábitat más grande del planeta y en él se han alojado millones de especies, la gran mayoría con increíbles peculiaridades que las hacen únicas, incluso algunas de ellas podrían parecer que son sacadas de la ciencia ficción, por lo cual, llaman la atención de los investigadores y del público en general.

En esta ocasión te presentamos a una muy peculiar criatura marina recientemente caracterizada que parece invención de novelas o cintas futuristas, se trata de Balhuticaris voltae que, como puedes observar en la imagen de cabecera, su morfología se asemeja a un ciempiés o gusano marino con orejas gigantes y ojos alienígenas. ¡Impresionante! ¿No?.

En realidad, se trata de un gigantesco artrópodo marino (como los actuales cangrejos) con un caparazón bivalvo único (lo que denominamos en un principio como “orejas”). Esta especie habitó las profundidades del océano durante el Cámbrico, es decir, hace aproximadamente 506 millones de años.

El descubrimiento por los investigadores se realizó en Burgess Shale, que es una formación geológica distinguida como uno de los sitios fósiles más importantes del mundo, de hecho, forma parte del patrimonio de la humanidad reconocida por la UNESCO y está ubicada en lo alto de las montañas rocosas canadienses, específicamente en el Parque Nacional Yoho.

De esta manera, Burgess Shale se considera un sitio único debido a que es el registro de uno de los primeros ecosistemas marinos de la Tierra, por lo cual nos brinda una visión tentadora de la vida tal como era hace más de 500 millones de años. Y es así como los paleontólogos nos permiten mirar al pasado con la caracterización de esta impresionante y enigmática especie.

Según se describe en el estudio publicado en iScience, Balhuticaris voltae es el artrópodo bivalvo más grande y uno de los artrópodos cámbricos de mayor tamaño. Con un cuerpo extremadamente alargado y multisegmentado, esta especie llego a medir casi 25 centímetros de longitud, lo que lo hace ser considerado un “gigantesco” entre los distintos animales de su tipo.

Las peculiares estructuras que en un principio nombramos incorrectamente “orejas”, en realidad es un caparazón muy inusual y único en forma de un arco que aparentemente cubre la primera sección del animal, sin embargo, esta se extiende por debajo de él, con la finalidad de proveer protección, como en las especies actuales que portan esta ornamentación.

Además, los investigadores determinaron que este animal extinto estaba dotado de un sistema sensorial complejo y que probablemente era un ágil nadador, ya que cuenta con poderosos exópodos en forma de paleta, que son esos segmentos finales de color rojizo que observamos a lo largo del artrópodo, que, junto con la flexibilidad de su cuerpo le permitieron explorar las profundidades marinas sin ninguna complicación.

Por último, describen los autores del estudio que este descubrimiento “aumenta la diversidad ecológica y funcional de los artrópodos bivalvos y sugiere que ocurrieron casos de gigantismo en más grupos de artrópodos de los reconocidos previamente”.



MÁS NOTICIAS

Comentarios:



 
Chatiapues messenger