.

.






Krista y Tatiana Hogan, las siamesas unidas por la cabeza que comparten sentimientos y pensamientos


Redacción Digital/tekcrispy.com


Krista y Tatiana Hogan nacieron el 25 de octubre de 2006 en Canadá. Ahora las siamesas ya son adolescentes y sorprenden por su habilidad de compartir sentimientos y pensamientos. Conozcamos un poco más sobre su historia.




Las siamesas Krista y Tatiana son gemelas craneópagas, es decir, están unidas por la cabeza. Sus cerebros se comportan como uno solo puesto que están conectados por un puente talámico, por donde se transmiten señales sensoriales y motoras y por medio del cual se puede regular la conciencia. Todo esto quiere decir que las siamesas comparten tanto pensamientos como sentimientos.

Cuando llegaron al mundo, su madre tenía solo 21 años de edad. Al momento del parto de las siamesas, necesitaron de la intervención de 16 médicos. Todo el equipo sabía muy bien que las probabilidaes de supervivencia de las niñas era muy bajo, del 20%. Pero lograron ponerlas a salvo.

Luego de nacidas, les realizaron una tomografía que arrojó que es imposible separarlas, ya que el riesgo de muerte es demasiado alto.

¿Cómo es la vida de las siamesas Krista y Tatiana?

A pesar de que las siamesas no pueden separarse, intentan llevar una vida normal. Conviven en una familia de 7 integrantes. Tienen dos hermanos mayores y un hermanito menor que ellas, sumado a sus dos padres, que las ven como dos personitas que viven la vida como el resto del mundo.

Krista y Tatiana, son solo dos adolescentes de 15 años que asisten a la escuela y tienen pasatiempos, como nadar, acampar y jugar juegos de video.

Poseen personalidades muy distintas. Tatiana es muy segura de sí misma, lo que la convierte en la líder del equipo. Por su parte, Krista es más gentil y tranquila.

La vida en conjunto no ha sido fácil. A veces las hermanas se pelean, y más de una vez pidieron ser separadas. Pero, a medida que crecen, se van percatando de que la vida es imposible sin la otra. Cada una tiene sus propios órganos, pero su sistema vascular funciona como uno solo. Esto quiere decir que la sangre se bombea de una niña a la otra.

En cuanto a su salud, ambas deben lidiar con la diabetes y la epilepsia, por lo que el régimen de pastillas y análisis de sangre son una parte importante de sus vidas.

A pesar de las desventajas, las siamesas son asombrosas. Ambas comparten los sentidos del tacto y el gusto, además pueden controlar las extremidades de la otra.

La manera de comunicarse y vivir de estas siamesas sigue desconcertando a los médicos, pues su conexión es única en el mundo.



MÁS NOTICIAS

Comentarios:



 
Chatiapues messenger