.

.





Científicos crean una Inteligencia Artificial capaz de leer la mente con solo escanear el cerebro


Redacción Digital/fayerwayer.com


Investigadores de la Universidad de Texas en Estados Unidos crearon esta Inteligencia Artificial, un paso adelante en la evaluación del cerebro




Uno de los grandes temores de los seres humanos va camino (por ahora muy lejano) a hacerse realidad: que cualquier persona pueda leer la mente. En lo más intrínseco de nuestro ser, que constituye el punto más protegido de nuestra privacidad. El primer paso se está dando con la Inteligencia Artificial.

Científicos de la Universidad de Texas en Estados Unidos crearon una Inteligencia Artificial capaz de leer la mente con solo escanear el cerebro.

Liderados por Alexander Huth, profesor de Ciencias de la Computación en la Universidad de Texas, los investigadores son capaces de ver, gracias a la IA, qué estaba pensando una persona en un momento determinado. Para ello utilizan escáneres cerebrales tomados mediante resonancia magnética.

Su investigación fue publicada en Biorxiv, bajo el título Reconstrucción semántica de lenguaje continuo a partir de grabaciones cerebrales no invasivas. Además de Huth participaron Jerry Tang, Amanda LeBel y Shailee Jain.

“Aquí presentamos”, indican los científicos, “un decodificador no invasivo que reconstruye el lenguaje natural continuo a partir de representaciones corticales de significado semántico, registradas utilizando imágenes de resonancia magnética funcional”.

Así logró la Inteligencia Artificial leer la mente (precariamente) de un sujeto de estudio

Business Insider explica que los investigadores registraron los datos de la resonancia magnética funcional de tres redes cerebrales asociadas al procesamiento del lenguaje:

La red prefrontal. La red del lenguaje clásico. La red de asociación parietal-temporal-occipital. Pero (y aquí está la clave de todo) lo hicieron mientras los sujetos de estudio escuchaban un podcast con 16 horas de historias narradas.

El modelo predictivo de la Inteligencia Artificial, entrenado con las historias narradas, debía conocer y predecir cómo respondía el cerebro ante determinadas secuencias de palabras.

La IA no consiguió transcribir lo exactamente pensado, pero sí coincidió con varias palabras claves.

Un ejemplo es que una de las personas estudiadas generó en su mente una imagen con las siguientes palabras:

“Aquella noche subí al que había sido nuestro dormitorio y, sin saber qué más hacer, apagué las luces y me tumbé en el suelo”.

La Inteligencia Artificial identificó esta frase:

“Cuando volvimos a mi dormitorio, no tenía ni idea de dónde estaba mi cama y supuse que dormiría en ella, pero en lugar de eso me acosté en el suelo”.

Es un primer paso apenas, que buscará perfeccionarse en el futuro, pero que no deja de generar algo de inquietud. ¿En un futuro será posible leer la mente de las personas?



MÁS NOTICIAS

Comentarios:



 
Chatiapues messenger