.

.





Así funciona la tecnología que permite cambiar de caras en las películas


Redacción Digital/wwwhatsnew.com


La tecnología que permite cambiar de caras se conoce como «face swapping» o «face replacement» en imágenes y Facial Motion Capture (captura de movimiento facial) en vídeos




Seguramente lo habréis visto infinidad de veces en documentales y noticias, donde se ven a los actores con puntos, marcas, pegados en la cara, mientras actúan para que los ordenadores hagan después su parte.

Uno de los momentos más impresionantes fue el del dragón Smaug con el actor Benedict Cumberbatch:

Cómo se hace el Face Swapping

Veamos primero en imágenes.

Hay varias maneras de realizar este proceso, pero en general, implica utilizar técnicas de computación gráfica para reemplazar una cara en una imagen o video con otra cara.

Para hacer esto, se necesitan varias cosas:

Dos imágenes: uno con la cara que se va a reemplazar (llamada «cara de origen») y otro con la cara que se va a usar para reemplazarla (llamada «cara de destino»). Un software de edición de imágenes que tenga la capacidad de realizar el «face swapping». Hay muchos programas de edición de imágenes y video que pueden hacer esto, desde herramientas de edición profesionales hasta aplicaciones móviles. Luego hablaré sobre ese tema. Una forma de «mapear» la cara de destino para que encaje correctamente en la cara de origen. Esto generalmente implica marcar puntos clave en ambas caras, como los ojos, la nariz y la boca, para que el software pueda «entender» cómo debería encajar la cara de destino en la de origen. De ahí los sensores que comentaba antes. Una vez que se tienen estos elementos, el proceso de «face swapping» suele ser relativamente sencillo. El software se encarga de ajustar la cara de destino para que encaje correctamente en la de origen y luego la superpone encima de ella. El resultado final es una imagen o video en el que la cara de destino ha sido reemplazada por la de origen de manera creíble y sin que se noten imperfecciones.

Es importante tener en cuenta que la calidad del resultado final depende en gran medida de la calidad de las imágenes o videos de origen y de destino, así como de la precisión del mapeo de la cara. Si las imágenes o videos son de baja calidad o si el mapeo de la cara no es preciso, el resultado final puede ser poco convincente o tener imperfecciones visibles.

Cómo se hace el Facial Motion Capture

El «facial motion capture» o captura de movimiento facial es una técnica que se utiliza para registrar y reproducir el movimiento de los músculos faciales de una persona. Esta técnica se utiliza a menudo en la industria del cine y del videojuego para crear personajes digitales que puedan expresarse de manera realista.

Hay varias maneras de realizar la captura de movimiento facial, pero en general, implican el uso de cámaras especiales y marcas o sensores que miden el movimiento de los músculos faciales. Algunos métodos utilizan cámaras infrarrojas o láser para medir el movimiento de los músculos, mientras que otros utilizan cámaras de alta resolución y sensores de movimiento para capturar el movimiento de los músculos.

Para realizar la captura de movimiento facial, se suele necesitar un actor que actúe ante las cámaras y los sensores. El actor debe realizar una serie de expresiones faciales y gestos, y las cámaras y sensores registran cómo se mueven sus músculos faciales. Estos datos se llevan a un ordenador, donde se utilizan para crear un modelo digital de la cara del actor (el modelo de Avatar, o del dragón Smaug que comentaba antes).

Una vez que se tiene el modelo digital de la cara, se pueden utilizar técnicas de animación para controlar el movimiento de los músculos y crear expresiones faciales realistas. Esto se hace a menudo utilizando una combinación de software de animación y controles manuales, que permiten al artista de animación ajustar el movimiento de los músculos faciales para lograr la expresión deseada.

Es importante tener en cuenta que la calidad del resultado final depende en gran medida de la precisión de la captura de movimiento facial y de la habilidad del artista de animación para utilizar los datos de manera efectiva. Si la captura de movimiento facial es poco precisa o si el artista de animación no tiene una buena comprensión de cómo funcionan los músculos faciales, el resultado final puede no ser muy convincente.

Programas que hacen face swapping

Uno de los más conocidos es faceswap.dev, de código abierto, aunque hay muchos otros programas que consiguen hacerlo con unas u otras limitaciones.

Además de Photoshop, que puede hacerlo todo con la habilidad adecuada, programas como Facetune, para móviles, Face Swap Live, para tiempo real, o Reface, también para móviles, consiguen encajar las caras de una persona dentro de otras.

Programas que hacen Facial Motion Capture

Con Facial Motion Capture la cosa es más complicada, porque requiere hardware que no suele estar disponible en nuestras casas.

Entre los más famosos tenemos a Faceware Studio, pero no podemos olvidar a Autodesk MotionBuilder, con herramientas para realizar la captura de movimiento facial y para controlar el movimiento de los músculos faciales de manera realista.



MÁS NOTICIAS

Comentarios:



 
Chatiapues messenger