Google Play



10 de abril de 2023

Astrónomos intrigados por una misteriosa ‘estrella muerta’ que no debería existir




Los científicos están estudiando qué podría ser este objeto teóricamente imposible que fue descubierto a 8.000 años luz de la Tierra




A8.150 años luz de la Tierra, entre los remanentes de la supernova HESS J1731-347, astrónomos de Alemania detectaron el año pasado una misteriosa ‘estrella muerta’ cuya existencia desafía las leyes de la física.

En un inicio se creía que era una estrella de neutrones. Estos son cuerpos muy densos y giratorios que son el resultado de estrellas masivas que han consumido todo su combustible, y han empezado a comprimir electrones y protones en su núcleo para formar neutrones.

Sin embargo, un nuevo estudio ha confirmado lo que antes se creía: el objeto es demasiado ligero para ser una estrella de neutrones.

Un objeto imposible en la teoría

La forma de morir de las estrellas se puede pronosticar conociendo sus masas.

Se sabe que estrellas igual de masivas que el Sol se convertirán en enanas blancas en el final de sus días. En tanto, aquellas que son más masivas, entre 8 y 30 masas solares, se transformarán en una estrella de neutrones y, si lo son aún más, en un agujero negro.

Sabiendo eso, la teoría actual indica que la mayoría de estos cuerpos celestes de neutrones son tan compactos que poseen entre 1,1 y 2,3 masas solares, no pueden exceder de ese límite ni quedar por debajo de él.

Pero aquí viene el problema: el curioso objeto, denominado XMMU J173203.3-344518, tiene una masa inferior al límite mínimo conocido de cualquier estrella de neutrones: posee apenas el 77% de la masa del Sol.

«Estrella extraña»

En la nueva investigación, astrofísicos de la Universidad de Sao Paulo y la Universidad Federal de ABC en Brasil sugieren que las características del misterioso objeto coinciden con un hipotético cuerpo denominado “estrella extraña”.

Este hallazgo, aunque se parece a una estrella de neutrones, contendría una mayor de proporción de partículas subatómicas denominados “quarks extraños”.

Los quarks convencionales se organizan de una forma ordenada. Los «quarks abajo» con los «quarks arriba», por ejemplo, son quienes conforman los protones y neutrones presentes en toda materia. Sin embargo, los «quarks extraños» actúan de una manera menos estructurada.

Los científicos aún no tienen en claro cómo las «estrellas de quarks» pueden emerger de una supernova, pero algunos modelos indican que estas partículas se forman en estrellas muy masivas a partir de la desintegración de los neutrones en los quarks que los componen, señala un artículo de la revista Science.

Fuente: larepublica.pe

SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS



MÁS NOTICIAS