Google Play



19 de noviembre de 2023

La NASA alista misión para interceptar a Apofis, el asteroide del caos




Con un tamaño de tres canchas de futbol, el asteroide Apofis se acercará a la Tierra en 2029 sin riesgos para la vida en el planeta. La sonda OSIRIS aprovechará la cercanía de la roca espacial para estudiarla




Apofis, un asteroide del tamaño de tres canchas profesionales de fútbol, pasará cerca de la Tierra durante el año 2029. La aproximación no representa un riesgo para la vida en el planeta, pero los astrónomos aprovecharán la oportunidad de visitar esta enorme roca. Para desvelar los secretos de este objeto, lo interceptarán utilizando una sonda conocida por su efectividad: la OSIRIS.

El asteroide 99942 también es conocido como Apofis. Fue descubierto en 2004 y rápidamente se identificó como uno de los asteroides más peligrosos en el sistema solar. Se le apodó de esa forma en referencia a la deidad egipcia asociada al caos y la destrucción. Desde que los científicos se percataron de su existencia, ha sido uno de los objetos más estudiados por los observatorios espaciales. Es gracias a estas investigaciones que pronto se descartó la posibilidad de un impacto en los años 2029, 2036 y 2068, cuando la Tierra y Apofis coincidan en el espacio.

La sonda Osiris, como parte de la misión OSIRIS-REx, fue la encargada de dirigirse hacia el asteroide Bennu para recolectar 250 gramos de material de su superficie. Los astrónomos la lanzaron el 8 de septiembre de 2016 y llegó a su destino el 20 de octubre de 2020. Los fragmentos recolectados no habían sufrido modificaciones en millones de años, lo que los convirtió en una cápsula del tiempo para explorar los primeros días del sistema solar.

Un nuevo viaje para OSIRIS

En septiembre de 2023 la pequeña nave regresó a la Tierra, pero en lugar de aterrizar disparó una cápsula especial que contenía los restos de Bennu. Actualmente, los científicos están estudiando el material y se presume que contienen componentes prebióticos. Una vez entregada la valiosa carga, OSIRIS comenzó su próxima misión. La sonda llevará a cabo el mismo procedimiento con Apofis.

OSIRIS-Aphopis Explorer, o simplemente OSIRIS-APEX, es la misión que llevará a la sonda hacia el asteroide gigante en 2029. Antes de aterrizar en su superficie, entrará en órbita alrededor de Apofis para capturar imágenes de alta resolución de todas sus caras y monitorear su rotación. También estudiará el polvo y las pequeñas rocas que rodean al asteroide.

“Como todos los asteroides, Apofis es un remanente de la formación temprana de nuestro sistema solar, hace aproximadamente 4.600 millones de años. Se originó en el cinturón principal de asteroides, ubicado entre Marte y Júpiter. A lo largo de millones de años, su órbita ha cambiado principalmente debido a la influencia gravitacional de grandes planetas como Júpiter, lo que ha hecho que ahora orbite más cerca de la Tierra alrededor del Sol. Como resultado, Apofis está clasificado como un asteroide cercano a la Tierra, a diferencia de un asteroide del cinturón principal”, explica la NASA.

De acuerdo con la última actualización de información de la Agencia Espacial de EE UU, se ha localizado la mayoría de los objetos espaciales cercanos a la Tierra y ninguno de ellos representa un riesgo. Sin embargo, al menos 50 asteroides con un diámetro mayor a un kilómetro aún no han sido detectados por ningún instrumento.

(Lea también: Un reloj interno ayuda a los osos a sobrevivir sin comer durante meses

Fuente: es.wired.com

SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS



MÁS NOTICIAS