Google Play



27 de abril de 2023

Criatura de agua salada que se clonó de huevos hallados hace décadas resulta ser una nueva especie




Una criatura extinta ha resucitado de entre los muertos. La criatura, que en determinada época nadó en aguas saladas de Kazajstán, salió del cascarón de huevos encontrados hace décadas, que los científicos clonaron e identificaron como una nueva especie.




El descubrimiento lo hizo un grupo de investigadores que estudian especie asiáticas de artemia, un tipo de crustáceo de agua salada, según un estudio que se publicó en el Journal of Crustacean Biology.

La Artemia, también conocida como camarón del Tibet, es un grupo de crustáceos que se hallaron en “aguas del interior con una alta concentración de salinidad” de varias partes del mundo, de acuerdo con la Enciclopedia Británica.

Los expertos querían “descrifrar” el misterio de dos grupos de camarón encontrados en Kazajstán y el Tibet que no se podían describir, según el estudio. Los huevos de estos camarones se hallaron por primera vez hace décadas.

Muestras de estos huevos se hallaron en un área sin identificar de Kazajstán en 1988 y en un lago del Tibet, China, en 2001. Las muestras se guardaron y se preservaron en el Instituto of Aquacultura de Torre de la Sal en España, según el estudio.

Los investigadores hallaron los huevos y los incubaron en un laboratorio, observó el estudio. Las criaturas de agua salada se clonaron varias veces para crear una población más grande que los científicos pudieran analizar.

La forma del cuerpo y el ADN del camarón adulto se analizaron, lo que llevó a los expertos identificar otra nueva especie, de acuerdo con el estudio.

La nueva especie de camarón de Kazajstán se bautizó como artemia amati, dijeron los científicos. La criatura tiene un color blanco amarillento, muestran las fotos que se compartieron con McClatchy News el 22 de abril. El animal tiene ojos y antenas parecidas a estructuras en la cabeza. La parte central del cuerpo tiene largas patas que parecen cabellos, y la parte inferior se extiende en forma de cola.

El artemia amati tiene menos de una pulgada de largo, y los machos son ligeramente más grandes que las hembras, dijo el estudio. Las hembras de la especie se pudieron identificar gracias a su “bolsa de incubación”redonda, en forma oval, donde los huevos se guardan antes de eclosionar.

En los últimos 30 años, no existía ninguna documentación sobre el artemia amati, de ahí que los expertos crean que el animal “se extinguió en la fauna silvestre” y solo existe en huevos que se conservan en colecciones científicas.

Los investigadores también identificaron a otra nueva especie de camarón del Tibet: artemia sorgeloosi. En las fotos, el color Amarillo blancuzo y la forma del cuerpo de la criatura es similar al del camarón de Kazajstán. El artemia sorgeloosi se puede distinguir basándose en su bolsa de incubación triangular y su excepcional ADN, dijo el estudio.

Los científicos recomendaron investigar más a fondo la especie del Tibet para de este modo comprender su “diversidad y distribución”.

La nueva especie toma su nombre de los profesores que contribuyeron a la investigación de artemia, apuntó el estudio. La artemia amati se bautizó por el profesor Francisco Amat de España, en tanto artemia sorgeloosi toma su nombre del científico belga Patrick Sorgeloos.

Fuente: yahoo.com

SÍGUENOS EN GOOGLE NEWS



MÁS NOTICIAS